miércoles, 14 de enero de 2015

BIZCOCHO DE MANDARINA

BIZCOCHO DE MANDARINA


Tengo por costumbre hacer siempre un bizcocho para desayunar, cuando se acaba uno rápidamente tengo que hacer otro, !!!no nos puede faltar!!!. 



Por lo general en casa nos gusta de chocolate o que lleve chocolate, pero en esta ocasión teníamos un excedente de mandarinas y antes de que se echaran a perder había que consumirlas... no hay que tirar nada.... todo se debe aprovechar. 


Es un bizcocho diferente a los que suelo hacer, en este caso porque está hecho con harina integral y azúcar moreno, ingredientes que no suelo utilizar pero que por suerte tenía en mi despensa por alguna otra receta. 







Así es la receta original:



Ingredientes


4 mandarinas (yo he utilizado 5 porque eran muy pequeñitas)

2 huevos
150 g de harina blanca
150 g de harina integral
1 sobre de levadura
80 g de azúcar morena
aceite de girasol


Para el glaseado:

1 clara de huevo
80 g de azúcar glas
la ralladura de una mandarina







Preparación



Lavar y secar 2 mandarinas ( yo utilicé 3). Trocearlas, retirar las pepitas si las tienen y disponerlas en el vaso de la batidora. Pelar el resto y añadirlas. Agregar el azúcar, los huevos y 100 ml de aceite. Triturar hasta obtener un puré homogéneo.



Mezclar la harina blanca con la integral y tamizarlas con la levadura en un cuenco. Agregar el puré de mandarina, poco a poco y removiendo. Precalentar el horno a 160 º.



Untar un molde alargado de plum cake con aceite y espolvorearlo con harina. Yo utilicé uno de silicona y no se pega al desmoldar. Echar la mezcla y hornear 40 minutos. Pinchar el centro y si sale limpio, retirar el bizcocho, si no, prolongar la cocción unos minutos más. 



Preparar el glaseado: batir la clara a punto de nieve, mejor con varillas eléctricas. Agregar el azúcar y la ralladura de las mandarinas, y mezclar todo bien.



Sacar el bizcocho del horno, dejarlo enfriar y desmoldarlo con cuidado de no romperlo. Pincelar la superficie con el glaseado. Dejar que se endurezca durante al menos una hora y servirlo. 





Es importante tener en cuenta que, si normalmente es conveniente tamizar la harina blanca, en el caso de la harina integral con mayor motivo. También requiere algo más de tiempo de horneado, yo lo tuve el bizcocho un poquito más del tiempo que aconseja la receta.

 La verdad, es que si la pinta es estupenda, el sabor y la textura mucho más, "puro e intenso sabor a mandarina". !Ah! y el glaseado le da un aspecto espectacular. No lo recomiendo únicamente para desayunar, sino para una merienda o un café con amigos.

¿Se os ocurren ideas para mejorarlo? Admito sugerencias y cualquier consejo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios