domingo, 4 de enero de 2015

CHEESCAKE DE UVAS

Comenzaré mi blog con una receta de repostería, suele ser lo dulce lo que más me gusta, así que ahí va.


Esta tarta de queso la hice recientemente y el motivo fue el siguiente, una de mis hijas estaba invitada a una fiesta americana y tenía que aportar  un plato temático para la ocasión, me pidió ayuda y se nos ocurrió que no hay nada más americano que la Cheescake de New york, un postre con raíces en la gran manzana que se ha convertido en uno de los favoritos de los americanos y de medio mundo, eso sí lo hicimos con alguna variante.



Recabamos información de mis "archivos culinarios" y hete aquí que salió esta tarta de queso "tuneada", es decir en vez de la mermelada de frambuesa y frutos rojos, ¿por qué no incorporar uvas y vino moscatel?



Siento no haberla probado ya que se la llevó íntegra, pero me contó a la vuelta que estaba exquisita y no sobró nada......





Cheescake de Uvas







Ingredientes

Para el relleno:
- 500 g de queso blanco para untar
- 250 ml de leche
- 4 huevos
- 50 g de azucar

Para la cobertura de uva:
- 500g de uvas (del color que queráis)
- 150 ml de vino moscatel
- 80 g de azúcar
- 4 hojas de gelatina

Para la base:
- 80 g de mantequilla
- 250 g de galletas María
- 50 g de almendra molida 


8 personas /90 minutos




Preparación:

En primer lugar, para la base se trituran las galletas en la picadora y se mezclan con la mantequilla y la almendra molida. Con esta masa se cubre el fondo de un molde desmontable de tarta y se cuece 15 minutos en el horno precalentado a 180º.

En segundo lugar para hacer el relleno se baten los huevos, la leche y el azúcar. Se agrega el queso y se sigue batiendo hasta que la crema espese y no tenga grumos. 

Una vez se retira el molde del horno, se vierte en él la crema de queso alisando la superficie con una espátula. Se baja la temperatura a 160 º y se hornea otros 45 minutos.

En tercer lugar para la cobertura se lavan las uvas, se cortan por la mitad y se eliminan las pepitas. Se retira la tarta del horno y se deja templar, a continuación se cubre con ellas la superficie, poniéndolas muy juntas.

Se deja la gelatina en remojo con agua fría hasta que se ablande. En un cazo de se mezclan 150 ml de agua con el vino moscatel y el azúcar y se lleva a ebullición. se cuece hasta que se reduzca a la mitad. Una vez se retire del fuego, se añade la gelatina escurrida y se remueve hasta que se disuelva.

Por último, se vierte la gelatina sobre la tarta cubriendo bien las uvas, y se deja enfriar en la nevera unas dos horas antes de servirla.
















  

2 comentarios:

  1. Hala!! Que preciosa tarta, tiene pinta de estar buenísima!

    ResponderEliminar
  2. Si el bizcocho de uvas ya resulta riquísimo, este cheesecake no puede ser menos, seguro :P ¡DELICIOSO!

    ResponderEliminar

Comentarios