miércoles, 8 de abril de 2015

TORRIJAS CON MIEL Y CANELA

TORRIJAS CON MIEL Y CANELA

Aquí estoy de nuevo participando en el 
proyecto "Reciclando Sabores", de Marisa y su blog Thermofan y de Rosalía y su blog Rossgastronomica 

Para la receta de este mes he aprovechado una barra de pan del día anterior y teniendo en cuenta que acabamos de pasar la Cuaresma, no podía dejar de hacer unas deliciosas torrijas, dulce típico de las celebraciones de Semana Santa en España.

Su asociación a la Cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento del pan sobrante, que se consumía durante el tiempo en que no se podía comer carne. 

La torrija aparece ya documentada en el siglo XV  y como todos sabéis consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) empapada en leche o vino con miel y especias y, tras ser rebozada en huevo, se fríe con aceite.

Aquí van mis torrijas con miel y canela. La receta es originaria del Recetario de repostería tradicional de la Comarca Comunidad de Teruel (área de cultura). 






INGREDIENTES

Pan del día anterior (como mínimo). Unas 8 ó 10 rebanadas.
250 ml de leche
2 huevos
Azúcar granillo y azúcar glasé
Canela en polvo y una rama de canela
Miel




PREPARACIÓN

Se pone a hervir la leche con el azúcar al gusto y la rama de canela. El secreto del sabor consiste en tapar la olla de la leche ya hervida y retirada del fuego y esperar hasta que la leche se haya enfriado. De este modo el vapor se queda dentro de la olla y hace que se realce el sabor. 

Cortamos las rebanadas del pan a 1 cm de grosor y las metemos dentro de la leche hasta que se empapen, pero no demasiado o se nos desharán luego en la sartén. Se pasan por los huevos batidos y se fríen en aceite, el cuál estará a temperatura bastante elevada. 

Una vez fritas se ponen sobre papel absorbente y se les echa canela en polvo y miel, pero esto es optativo.

Recetario de repostería tradicional de la Comarca Comunidad de Teruel (área de cultura). 






1 comentario:

  1. Hola guapa. Muchas gracias por traernos a Reciclando estas torrijas. No veas lo que me gustan y ahora mismo me comería una buena ración. Hace siglos que no las pruebo.
    Nos la quedamos con todo el cariño.
    Besos

    ResponderEliminar

Comentarios