miércoles, 10 de junio de 2015

CONEJO AL VINO BLANCO CON CHAMPIÑONES

CONEJO AL VINO BLANCO CON CHAMPIÑONES

Aunque ya he presentado alguna otra receta de conejo, me encanta cocinarlo de distintas formas porque admite todo tipo de variaciones, así que seguro que en el futuro os iré mostrando distintas versiones.

La carne de conejo es una carne blanca con poca grasa, por lo que es idónea para dietas saludables en compañía de otros alimentos ligeros como ensaladas, hortalizas y legumbres. Esto hace que cada vez esté más de moda por su bajo contenido en grasas, su bajo aporte de calorías y la versatilidad que tiene en la cocina.

Además, la carne de conejo ha sido tradicionalmente muy utilizada como parte importante de la dieta mediterránea.  

Así que, aquí os presento una receta sencilla pero sabrosísima: Conejo al vino blanco con champiñones.



INGREDIENTES
Un conejo troceado
4 dientes de ajo
250 gr. de champiñones
400 gr. de patatas pequeñas (puede ser un bote de patatitas cocidas)
1 vaso de vino blanco
1/2 cucharadita de orégano
romero
perejil
Aceite de oliva
Sal Pimienta



PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 240º. Salpimentamos el conejo, previamente lavado y secado con papel absorbente de cocina. Disponemos en una fuente, salpimentamos y rociamos con dos cucharadas de aceite. Horneamos 8 minutos.

Bajamos la temperatura del horno a 180º, le damos la vuelta para que se dore por ambos lados y agregamos el vino. Asamos unos 10 minutos más.

Agregamos los champiñones, previamente lavados y eliminando bien la tierra, añadimos también las patatitas. Yo he utilizado las que venden cocidas en un bote, mucho más fácil evidentemente, y proseguimos la cocción 10 minutos más.

Pelamos los ajos y picamos muy menudos, mezclamos con el perejil, el romero y el orégano, todo en un cuenco.   

Retiramos la fuente del horno y recogemos el jugo de la cocción. Regamos con él el conejo, los champiñones y las patatas. Espolvoreamos con el picadillo de hierbas y ajo y gratinamos durante 4 minutos, hasta que se dore.  Servimos inmediatamente.

Esta receta podemos hacerla con pollo y además del orégano y el romero, podemos utilizar otras hierbas aromáticas: tomillo, laurel, salvia, hierbas provenzales... 

Espero que os guste.


1 comentario:

  1. El conejo es una carne deliciosa, me encanta a mí y a los míos. te ha quedado estupenda y seguro que es deliciosa la receta!!

    ResponderEliminar

Comentarios