viernes, 10 de julio de 2015

MACARONS RELLENOS DE GANACHE DE CHOCOLATE

MACARONS RELLENOS DE GANACHE DE CHOCOLATE

Este mes de Julio nos vamos de viaje fuera de nuestras fronteras con La cocina deTypical Spanish y tenemos varios destinos para elegir. De los destinos propuestos yo he optado por viajar a Francia #TSViajeroFrancia, con Patricia del blog El trasgu de las galletas

He elegido los macarons como receta típicamente  francesa. 

Los macarons son en París lo que el chocolate es en Suiza. Más allá de una pequeña pieza de repostería, el macaron ya se convirtió en un auténtico fenómeno de sociedad, típicamente parisino.

Al límite de la obra de arte, el macaron posee sus códigos, sus maestros, sus "lugares", y un estilo propio al "savoir vivre" (saber vivir) a la parisina. Entre sus aficionados, hay quien lo acompaña con una taza de té y otros con una copa de champagne. Podemos decir que esta afición se ha convertido estos últimos años en una verdadera obsesión para numerosos parisinos y gourmets provenientes de todos los continentes. 

Ya sea de chocolate amargo, de vainilla, de café, de rosa, frambuesa o limón, el macaron salió últimamente de los salones de las grandes reposterías y de los grandes hoteles para democratizarse e invadir panaderías y mercados de las calles más remotas de París.




El origen del macaron no queda claro aunque puede haber sido traído a Francia desde Italia en 1553 por Catalina de Médicis y uno de sus reposteros. La receta original era compuesta únicamente por una simple combinación de almendras, claras de huevo y azúcar. 

En el País Vasco francés, el macaron apareció en San Juan de Luz gracias a la iniciativa de un pastelero, Adam, que regaló algunos a Luis XVI por su boda en 1660. Desde entonces, los descendientes del pastelero perpetúan la tradición.

En la década de 1830 los macarons ya se servían de dos en dos con un relleno de mermeladas, licores y especias. El macaron popular en la actualidad es el macaron Gerbert, creado en los años 1880 en el barrio parisino de Belleville. A continuación, se dio a conocer al público gracias a dos establecimientos: el salón de té Pons del Barrio Latino de París, que ya no existe, y la famosa casa Ladurèe.

El macaron tal y como se puede saborear hoy en día, fue ideado en 1900 por Pierre Desfontaines, pastelero de la casa Ladurèe (que sigue siendo el lugar predilecto de algunos aficionados) y quien tuvo la idea de rellenar el macaron original con una crema pastelera de ganache...había nacido el macaron moderno!!! (Blog de París en español y Wikipedia)




INGREDIENTES
3 claras de huevo
210 g de azúcar glas
40 g de azúcar
125 g de almendra molida
Unas gotas de colorante

Para el relleno
150 ml de nata
150 ml de chocolate negro troceado

PREPARACIÓN

Tamizar el azúcar glas y la almendra molida. Montar las claras a punto de nieve bien firme con el azúcar y unas gotas del colorante elegido. Añadir el azúcar glas y la almendra y mezclar hasta obtener una preparación homogénea.

Disponer esta preparación en una manga pastelera con una boquilla ancha y lisa y disponer montoncitos de masa sobre la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado. Yo he utilizado el kit de macarons, que consiste en un tapete de silicona con la forma que tiene que tener cada macaron, así salen todos con la misma forma y además no se juntan entre ellos al hornearlos.



Dejar reposar 8 horas a temperatura ambiente para que se forme una costra en la superficie.

Cocer en el horno, precalentado a 200ºC, durante 2 minutos. Bajar la temperatura a 180ºC y hornear 8-10 minutos más; no deben tostarse. Dejarlos enfriar sobre una rejilla.

Para la crema de chocolate o ganache:
Calentamos la nata hasta que hierva y echamos sobre el chocolate negro troceado. Revolvemos hasta que se derrita y luego lo dejamos enfriar hasta que coja consistencia para poderlo usar con la manga pastelera.

Untamos la mitad de los macarons con la ganache y los unimos de dos en dos. 






4 comentarios:

  1. Que maravilla de receta! un color precioso y una textura perfecta

    Gracias por participar. Nos vemos en septiembre!

    ResponderEliminar
  2. ¡Que ricos y que bonitos! Son preciosos estos pequeños bocaditos, me encantan.
    Un saludo,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el color y como te han quedado. Es uno de los pocos dulces que me gusta comer y hacer. Olé. Guardarme alguno jarrrr

    ResponderEliminar
  4. Qué bonitos! Y yo que nunca los he hecho... habrá que ponerse!

    ResponderEliminar

Comentarios