miércoles, 5 de agosto de 2015

CROQUETAS DE JAMÓN IBÉRICO

CROQUETAS DE JAMÓN IBÉRICO


De nuevo participo en este fantástico reto que nos acerca a los mejores chefs nacionales e internacionales, y que nos permite conocer y aprender de la mano de los grandes expertos. 


Este mes de Agosto, Abril y Aisha, del blog cooking the chef, nos han dado vacaciones en general, pero han tenido la estupenda idea de darnos la oportunidad a aquellos bloggers, entre los cuales me encuentro, de continuar presentando recetas de los cocineros que ya aparecieron en anteriores retos. Esta idea me encantó, sobre todo porque así tengo la oportunidad de recuperar las recetas de los chefs que en su día no pude realizar.

Y aquí estoy, con una estupenda receta de Alberto Chicote: cocinero, chef, restaurador y presentador de televisión. Famoso por mezclar la cocina tradicional con las nuevas tecnologías y ser el pionero de lo que se bautizó como cocina fusión en España.


La receta que he elegido de Alberto Chicote es ya todo un clásico: Las croquetas de jamón ibérico. 




Soy una fan de las croquetas, me gustan con todos los ingredientes que puedan admitir y tenía curiosidad por probar las suyas. Me han entusiasmado, a partir de ahora ya forman parte de "mis habituales", son deliciosas y siguiendo paso a paso la receta resultan tan cremosas como nos dice Alberto Chicote.





INGREDIENTES
667 ml de leche
333 ml de nata para cocinar
1 punta de hueso de jamón
55 g de mantequilla
45 g de aceite de oliva
1 cebolla tierna (165 g)
100 g de jamón ibérico
93 g de harina
Nuez moscada
Pimienta 
Sal
Para el rebozado:
2 huevos, harina y pan rallado
Para freír:
Aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN
Ponemos a cocer la leche y la nata con las puntas de jamón, cuando hierva mantenemos el hervor a fuego muy suave y tapado durante 20 minutos. Apagamos el fuego y reservamos aparte.

Calentamos en una cacerola el aceite y la mantequilla, hasta que ésta última se disuelva.

Ponemos la cebolla picada en brunoise muy fina y dejamos que se haga a fuego muy suave hasta que la cebolla se torne transparente.

Añadimos entonces el jamón y dejamos que se haga durante 20 minutos más.

Añadimos la harina y dejamos que se haga durante al menos 10 minutos, esto es muy importante, de otro modo quedarían con sabor a harina cruda.

Añadimos poco a poco la leche caliente, pero no hirviendo, moviendo sin parar con una espátula.

Cuando hayamos añadido toda la leche y la masa esté fina y lisa, ponemos a punto de sal, pimienta y nuez moscada.

Dejamos que cueza al menos 10 minutos y retiramos del fuego.

Volcamos la masa sobre una bandeja más baja que alta, que no sea muy profunda para que enfríe bien.

Refrigeramos.

Boleamos croquetas de 50 gramos, tamaño medio, las pasamos primero por harina, con cuidado de que cojan la menor cantidad posible. Las pasamos a continuación por huevo batido y después de escurrirlas con cuidado, las pasamos por el pan rallado.

Hacemos las que necesitemos en el momento y refrigeramos el resto.

Freímos en aceite de oliva bien caliente, a 190ºC.

Escurrimos sobre papel absorbente y servimos.








4 comentarios:

  1. he oído hablar mucho de estas croquetas de jamón de AC.... me han dicho que salen estupendas y la verdad es que las tuyas parecen superjugosas...Parte del éxito es el hecho de infusionar la leche y la nata con las puntas (o con un hueso). Seguro que son deliciosas.
    Muchas gracias por participar!

    ResponderEliminar
  2. Pintaza de croquetas... qué cosa más rica!!! :)
    Muchas gracias por participar guapa
    besos

    ResponderEliminar
  3. Sí. sí y sí. Estas a pesar de ser de jamón llevan cebolla y el jamón es ibérico. Estas las pruebo, pero sin nuez moscada, una de las poquísimas especias que no me terminan de convencer.

    ResponderEliminar
  4. Me las comía todas, y eso que acabo de desayunar, jeje no me importaría nada volver a hacerlo, geniales!!
    un beso ;)

    ResponderEliminar

Comentarios