martes, 10 de noviembre de 2015

"ROAST BEEF" A LA MOSTAZA, CON ROMERO Y SALSA DE COÑAC


"ROAST BEEF" A LA MOSTAZA, CON ROMERO Y SALSA DE COÑAC

Una vez más con Recetario Mañoso y avanzando en esta etapa de Otoño, en la que tenemos como anfitriona a Leila Benammou del blog La nueva cocina de Leila y a su tutora Mariví del blog Cuchiflitos.

Mi tercera aportación es la receta de ternera, y mi receta preferida es el "Roast Beef". Lo he cocinado de muchas maneras, lo he condimentado con diversas especias y lo he acompañado con diversas salsas, pero me quedo con la que os presento ahora, que para mí es la mejor receta de todas. (Fuente: Yodona.com y elmundo.es).

Mi receta de ternera aragonesa con reminiscencias inglesas; el "Roast Beef" a la mostaza, con romero y salsa de coñac. 



.



INGREDIENTES
1 pieza de lomo alto o medio de ternera de 2 kilos
40 ml de aceite de oliva virgen
2 dientes de ajo fileteados
100 ó 150 g de mostaza normal
Romero y tomillo
Sal y pimienta
2 ó 3 hojas de laurel
1/2 litro de caldo de carne
1 vaso de vino de Pedro Ximénez (o de Oporto)
1 vaso de coñac
2 cebollas cortadas en rodajas




PREPARACIÓN

El Roast Beef es el prototipo de los asados al horno en el que la carne permanece dorada por fuera y poco hecha por dentro. Como veis a mí me ha quedado muy rosita, es como más me gusta pero si se prefiere más hecha es cuestión de tenerla más tiempo en el horno.

Limpiamos la carne del exceso de grasas y pieles y la atamos con un cordel para darle buena forma. Esta operación os la puede realizar el carnicero.

Sazonamos con sal y pimienta. Untamos con la mostaza por todos lados.

Ponemos una cazuela al fuego con un fondo de aceite y cuando se caliente, añadimos la carne y dejamos que se dore de ambos lados. Esto es importante hacerlo antes de meter en el horno, para que se cierren los poros y el sabor se concentre, así la carne no perderá su jugo. Una vez listo, condimentamos un poco más con tomillo, romero y unas hojas de laurel.

Colocamos la carne en un rejilla sobre una bandeja de horno, regamos la carne con un vaso de caldo, un vaso de Pedro Ximénez (o de Oporto) y un vaso de coñac, que luego servirá para hacer la salsa.

Asamos a 250ºC durante 20 minutos. Bajamos la temperatura a 180ºC y damos la vuelta, asamos 20 minutos más, regamos con los jugos de la bandeja. No conviene que el fondo de la bandeja se queme, pues no se podría aprovechar para la salsa.

El tiempo en el horno es de 20 minutos por kilo de carne para que tenga un color rosado en el centro. Si se quiere más hecha, cocinamos 25 ó 30 minutos por kilo. 

Retiramos la bandeja con sus jugos de cocción y reservamos.

Para la salsa de coñac, en el aceite que freímos la carne, doramos los ajos y la cebolla. Cuando estén listos, añadimos los jugos de la carne, dejamos hacer unos minutos a fuego suave, pasamos por la batidora y el chino. Añadimos un cucharón de caldo si queremos que la salsa aumente.

Retiramos el cordel y cortamos la carne en filetes finos. Y aquí es donde, en esta ocasión precisamente, no he podido conseguir unas lonchas finas y bonitas para la foto, pero la próxima vez espero mejorar la presentación. Eso sí, el roast beef estaba tierno, jugoso y delicioso.





Servimos la salsa en salsera aparte. Se puede servir acompañado de unas verduritas de temporada al vapor o un puré de manzana o de patata, al gusto. 




3 comentarios:

  1. El punto de cocción que ha conseguido es mi favorito, está perfecto, me encanta tu receta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Muy rico Lidia, no podía faltar este rico plato en el recetario. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Que color mas bonito te ha quedado en la carne. Gracias por tu participacion. Besos

    ResponderEliminar

Comentarios