lunes, 22 de mayo de 2017

BUNDT CAKE DE NARANJA Y JENGIBRE

BUNDT CAKE DE NARANJA Y JENGIBRE

Para el reto Color y Sabor de Temporada del mes de Mayo, Pilar de Postres Originales, ha elegido un ingrediente de raíces asiáticas: El JENGIBRE .

El jengibre es muy utilizado en la cocina anglosajona cuyo uso tuvo su origen tras la segunda guerra mundial. El Reino Unido tuvo que afrontar la reconstrucción del país y recurrió a aquellos países que habían sido colonias británicas, como Asia (la India, Hong Kong, Singapur...), Indias Occidentales (Jamaica, Trinidad-Tobago. Barbados...) y África (Gambia, Kenya, Nigeria...),  convenciéndoles de que emigraran para ser contratados por los sectores de construcción y transporte especialmente, y también por diversos sectores de industria pesada.  

Así fue, como con la llegada de miles de ciudadanos de diversos países y su integración en la sociedad británica se fueron transformando poco a poco sus costumbres, extendiéndose también a los hábitos culinarios de los ingleses y hoy en día se utilizan muchos ingredientes que hace unas décadas ni se sabía que existían. Y este es el caso del ingrediente protagonista: El Jengibre. (Autora de la información: Becky)
El jengibre tiene un sabor aromático, dulce y algo picante, que tiene la ventaja de tener propiedades digestivas, antiinflamatorias y antisépticas.  

Se puede utilizar en platos dulces, agridulces y salados, en pastelería e incluso en infusiones.

Para esta receta he preparado un Bundt Cake esponjoso y jugoso con sabor a naranja y un toque exótico que le proporciona el jengibre.




Un Bundt Cake es un dulce típico de la repostería de Estados Unidos  y horneado en un molde Bundt. Es un bizcocho con forma de anillo, o al menos un hueco en su centro. Suelen elaborarse con mantequilla aunque mi versión es un poco más ligera y ha sido sustituida por aceite.

En definitiva, lo que distingue este pastel es la forma y el molde en el que se preparan, ya que es un invento de una marca concreta que ha extendido sus moldes y utensilios por todo el mundo, hablamos de Nordic Ware (nombre registrado y por eso se escribe con mayúsculas). 



INGREDIENTES
200 g de naranja (pelada)
170 g de harina
1 cucharada de jengibre en polvo
1 sobre de levadura en polvo
170 g de azúcar
70 ml de aceite de girasol
3 huevos
Ralladura de una naranja
Una pizca de sal




PREPARACIÓN

Comenzamos batiendo los huevos y vamos añadiendo el azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa. Añadimos el aceite, poco a poco.

Mezclamos la harina, la levadura, la sal y el jengibre, y una vez mezclados los tamizamos. Añadimos esta mezcla a los huevos batidos, con una espátula y mucho cuidado. Reservamos.

A continuación, mezclamos en la batidora la naranja troceada y la ralladura de naranja, y trituramos hasta conseguir su jugo. Colamos el jugo para eliminar la pulpa.

Añadimos la mezcla de naranja y ralladura a la mezcla que teníamos reservada, vamos integrando con movimientos envolventes.

Una vez integrados los ingredientes, los ponemos en un molde de bundt cake, previamente engrasado y enharinado.

Con el horno precalentado, introducimos el bundt cake durante unos 30 minutos a 180ºC, Transcurrido el tiempo, pincharemos con un cuchillo y observaremos que sale limpio.

Lo dejaremos enfriar antes de desmoldar sobre una rejilla.

Y listo para servir.






4 comentarios:

  1. Hace muy poco me compré este molde y ¿qué mejor forma de empezar a usarlo con este bizcocho que nos enseñas? Seguro que está buenísimo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena pinta por favor! Me encanta. Un besazo de Dulces HElens

    ResponderEliminar
  3. Hola Lidia!
    Qué bizcocho tan lindo, realmente se ve esponjoso y con ese color doradito, estoy segura que sabe delicioso con esa combinación de naranja-jengibre. Me comería un trocito con un café con leche!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el jengibre en los postres!!! Y en los bizcochos lo hace una auténtica delicia. Un beso

    ResponderEliminar

Comentarios