sábado, 10 de febrero de 2018

RABO DE TERNERA A LA CORDOBESA

RABO DE TERNERA A LA CORDOBESA

Este mes de febrero, el equipo de la Cocina Typical Spanish, nos propone una iniciativa la mar de original, no dejan de sorprendernos.

En esta ocasión el reto no consiste en cocinar con un ingrediente sino que, aprovechando que este mes se celebra el día de Andalucía, concretamente el 28 de febrero, elaboraremos una receta típica andaluza #ojúquerico TS.

  Yo creo que esta vez nos lo habéis puesto muy fácil porque es tan variada la cocina andaluza y tan rica, que buscando para elegir mi receta, me he encontrado con un gran número de ellas que consumo habitualmente y no sabía que eran andaluzas.

Pero he elegido una que hacía tiempo que quería probar y he visto mi oportunidad. Hace unos años viajé a Córdoba, ciudad maravillosa, y descubrí dos platos que me enamoraron: el salmorejo y el rabo de toro. ¡Qué descubrimiento!, ¡qué placer! El primero de ellos aprendí rápidamente a hacerlo y ya no puedo vivir sin él, forma parte de mi repertorio en verano. El segundo, no me he atrevido nunca a elaborarlo yo misma, pero lo pido en restaurantes siempre que tengo ocasión (y no lo he vuelto a probar tan rico  como el que comí en Córdoba en aquel viaje).

Así que me he arriesgado y me he lanzado, ¡alguna vez había que intentarlo!.




Este plato tiene su origen en la cocina española sobre el siglo XVI y en Córdoba, se preparaba con los rabos de toro bravo, tras las corridas. 

El blog de Bodegas Mezquita nos cuenta, que a finales del siglo XIX esta receta se cocinaba en las casas cordobesas, en una época de esplendor para el mundo del toreo, por ejemplo; Mazzantini, Lagartijo, Pireo, J.M. Mª Martorell, el gran Manolete o el V Califa, Manuel Benítez (El Cordobés). 

Las gentes más humildes de Córdoba esperaban a que los diestros terminarán la corrida y en las puertas traseras de la plaza de toros de los Tejares se regalaba el rabo, las orejas, las vísceras y demás casquería, mientras que el empresario, apoderado y algún carnicero se quedaba con las partes nobles como el lomo, solomillo, las patas... etc. 

Y el resto lo hacían con esmero las mujeres cordobesas de la época para alimentar a toda la familia y a los vecinos. "El ingenio, la astucia y el hambre hace que resurja de lo más interno de sus almas". Así han surgido muchas de las recetas tradicionales que hoy en día seguimos consumiendo: del hambre y de la necesidad.

Actualmente es muy difícil encontrar rabo de toro en las carnicerías, por eso mi receta está hecha con rabo de ternera.






INGREDIENTES
1 1/2 kg de rabo de ternera
1 cebolla
1 puerro
1 tomate maduro
2 zanahorias 
3 dientes de ajo
2 hojas de laurel
1/2 litro de vino tinto
1/2 litro de caldo de carne
1 cucharadita de pimentón de la Vera
50 gr de mantequilla
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN
Salpimentamos el rabo de ternera por ambas caras. Echamos un buen chorro de aceite en la olla, una vez caliente el aceite incorporamos el rabo y lo doramos bien por todos los lados. Una vez dorada la carne la retiramos.


Mientras, picamos las verduras.

En la misma olla donde hemos dorado la carne echamos un poco más de aceite y echamos las verduras. Pochamos la cebolla (añadimos sal para que sude ), añadimos el puerro, el ajo, la zanahoria y el tomate . Echamos pimienta, dos hojas de laurel y el pimentón.

Una vez cocinadas las verduras incorporamos el rabo de ternera, vertemos el vino y el caldo de carne y dejamos cocinar durante unas 3 horas.

Pasado el tiempo retiramos el rabo, la carne se debe despegar fácilmente del hueso. Trituramos las verduras. Volvemos a echar en la olla la salsa de verduras trituradas y hervimos durante unos minutos, echamos la mantequilla.

De manera opcional retiramos la carne del hueso y quitamos la grasa. Y servimos con su salsa.

Para ser la primera vez creo que me ha salido delicioso, la próxima ¡a triunfar!.

Lo he servido de las dos maneras: deshuesado y también se puede presentar el rabo entero. Como más os guste. 




Aquí encontraréis el resto de recetas del recopilatorio

8 comentarios:

  1. Que buena receta! Un plato emblemático de Cordoba, aunque se consume en toda Andalucia. te ha quedado de lujo! Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues nena, te ha quedado de lujo, esa salsita esta diciendo mojame! Bravo por haberte atrevido guapa!

    ResponderEliminar
  3. hace poquito que hice esta receta para otro reto en los que participo y me quedé la mar de contenta. es una receta contundente y rica. Una buena elección.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante !! Y para ser la primera vez, como dices, tela ! Es un plato súper rico, estoy de acuerdo

    ResponderEliminar
  5. Es uno de mis platos favoritos!! Que buenos quedan ¿verdad?
    Bsss

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el rabo de toro (o de ternera :-P) es un guiso delicioso y a ti te ha salido con una pinta estupenda.
    Cualquier día de estos me animo.

    Muchas gracias por participar en nuestras iniciativas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. en la cocina hay que arriesgar y fijate por hacerlo lo que te ha salido, eso si que no falte un buen trozo de pan, recuerdo que la primera vez que lo probé era de toro de lidia y el sabor era diferente, es como comer cerdo iberico que aunque mas fuerte es mas rico, tu plato esta de escandalo, felicidades, besos

    ResponderEliminar
  8. Hola! Esto es un platazo!! Madre mía que pinta!! Un beso

    ResponderEliminar

Comentarios