lunes, 14 de mayo de 2018

VASITO DE BANANA SPLIT

VASITO DE BANANA SPLIT

Una vez más participando con Recetario Mañoso sus propuestas resultan un auténtico reto de búsqueda de documentación de la que aprendemos muchísimo.  En esta etapa de primavera nos proponen elaborar recetas  dulces o saladas en vasitos. Así, que manos a la obra y a sacar los vasos y copas de los armarios.

Hoy he preparado una receta muy clásica pero con innovaciones: BANANA SPLIT




El banana split es un postre de toda la vida, algo trasnochado y como dice El comidista, un tanto "viejuno". Es un clásico como la tarta al whisky, la tarta de galletas y chocolate o el "pijama", que comíamos de niños en los años 70.

La versión original del banana split la compone un plátano abierto por la mitad con bolas de helado, de nata, chocolate y fresa, caramelo, chocolate líquido, frutos secos, fresas, piña, nata, y un montón de ingredientes más.  En su versión clásica se sirve en un recipiente alargado.

El origen de este postre se remonta a 1904 en Latrobe (Pennsylvania), cuando un joven de 23 años llamado David E. Strickler inventó un triple helado sobre una base de plátano que comenzó a vender al precio de 10 centavos a estudiantes del Saint Vincent College.

Otra ciudad, Wilmington (Ohio), afirma ser el lugar donde nació la receta original en 1907, a partir  de un concurso de repostería para elegir un nuevo postre con el que atraer a los estudiantes del Wilmington College.

Hay que reconocer que el banana split es una auténtica bomba calórica, así que he renovado la versión para que resulte más saludable y digestiva.



INGREDIENTES
2 plátanos pequeños
4 bolas de helado de vainilla
2 cucharada de nueces picadas
cerezas en almíbar o guindas
2 cucharadas de mermelada de cerezas
50 g de chocolate negro
Sirope de chocolate
8 galletas de avena con chocolate

PREPARACIÓN
En primer lugar diluimos la mermelada de cerezas con un poco de agua caliente hasta obtener una salsa ligera o  coulis y reservamos.

Trituramos las galletas de avena con chocolate y cubrimos con ellas el fondo de los vasos.

Pelamos los plátanos, los cortamos primero por la mitad a lo largo y luego en trozos. Mezclamos el plátano y las nueces picadas y colocamos encima de las galletas. 

En la receta original, los plátanos se ponen normalmente crudos como he hecho yo, aunque también se pueden freír en mantequilla o caramelizarlos en una sartén con una cucharada de azúcar. Pero no he querido incrementar las calorías en esta ocasión.

Añadimos el helado de vainilla. Formamos virutillas de chocolate con un pelador y esparcimos por encima. 

Decoramos con la salsa de de cerezas, con el sirope de chocolate y coronamos con las cerezas. Dejamos en la nevera hasta la hora de servir.

Para continuar con la innovación, en vez de servirlo en bandejita alargada lo he presentado en vaso, y así actualizamos nuestro clásico postre.



Y nada de nata, con el helado de vainilla y el sirope de cerezas es suficiente. Podemos sustituir las cerezas o guindas por fresas o piña, que también queda riquísimo. 



  

3 comentarios:

  1. Hola Lidia, que rico se ve en el vasito este postre tan de siempre, gracias por cocinarlo para el Mañoso, bs.

    ResponderEliminar
  2. Qué gracia me ha hecho lo de postre viejuno jejejej. Pues los de siempre, son los mejores a qué sí? Ese vasito tiene que estar de vicio.
    Un besico Lidia.

    ResponderEliminar

Comentarios