miércoles, 10 de octubre de 2018

TORTILLA DE BACALAO

TORTILLA DE BACALAO

Este mes de octubre, el equipo de la Cocina Typical Spanish, nos propone continuar repasando las comunidades, y la propuesta es elegir la elaboración de una receta típica que puede ser de dos comunidades: La Comunidad Valenciana y Euskadi. 

Mi elección ha sido Euskadi, #EuskadiTS, y son tantas las posibilidades y la variedad gastronómica de esta comunidad que me ha costado decidirme, pero finalmente he optado por una maravillosa TORTILLA DE BACALAO. ¿Quién no ha degustado una tortilla de bacalao en la típica sidrería donostiarra? Un delicioso manjar. 




Y vamos a hacer un poco de historia para conocer los orígenes de esta sencilla receta, cuya información la he conseguido de Gastrolover:

"El bacalao es un plato histórico de la cocina vasca. En el siglo XVI los pescadores vascos navegaban durante jornadas interminables hasta Groenlandia y Terranova, a la pesca de la ballena. El bacalao era un pescado barato, fácil de conservar en sal y la prohibición por parte de la Iglesia Católica de comer carne durante determinadas épocas impulsó su consumo. A falta de vino u otras bebidas, los barcos portaban barricas cargadas de sidra, para que los marineros pudieran hacer frente a las duras condiciones de la travesía.

En 1910, se publicó la primera receta de tortilla de bacalao en el libro "La cocina española antigua", de la condesa del Pardo Bazán. Y al parecer causó furor entre todos los que la probaban.

A finales de la década de los 50, las sidrerías consolidaron la tortilla de bacalao como parte del menú, que degustaban para probar la sidra de cada nueva temporada".

¡Interesante historia! Y ahora vamos con la receta:



INGREDIENTES
2 pimientas de cayena
350 g de cebolla
1 pimiento verde italiano
300 g de bacalao desalado
5 huevos
Sal
Aceite de oliva

PREPARACIÓN
Las recetas tradicionales, recomiendan que las verduras vayan sofriéndose bien y se vayan pochando durante un buen rato (entre 30 y 60 minutos). Esto es muy característico de sidrería vasca pero poco práctico para la vida diaria, como dice El Comidista, que nos enseña un truco para pochar cebolla de manera rápida y que me ha parecido muy interesante. 

Cortamos la cebolla y el pimiento en juliana. Una vez cortada en juliana la cebolla y el pimiento los metemos en un bol con un poco de sal, tapamos con papel film en el microondas y los cocinamos a potencia alta durante 4 minutos.

Echamos en una sartén las guindillas enteras y se fríen en aceite de oliva, para que resulte bien picante, y las retiramos.

Destapamos el bol con la cebolla y el pimiento, eliminamos el líquido que hayan soltado y vertemos la verdura sobre la sartén con el aceite caliente. Removemos y dejamos tostar ligeramente. Añadimos un chorrito de agua, removemos y dejamos que se siga sofriendo, cocinamos hasta que esté suave y uniformemente dorada. En diez minutos y con poco aceite podemos conseguir que la cebolla esté bien cocinada sin necesidad de dedicarle una hora.

Cuando la cebolla y el pimiento estén casi listos, echamos el bacalao y rehogamos todo junto. Procuramos que el bacalao esté bien escurrido para que no suelte agua, pero si lo hace no es un problema, basta con remover el sofrito y esperar a que se evapore para que la tortilla quede bien cocinada y no suelte líquido.

Batimos los huevos, no mucho, sazonamos ligeramente. Mezclamos el sofrito con los huevos.

Echamos en una sartén a fuego medio una pizca de aceite de oliva, y cuajamos la mezcla de la tortilla. Dejamos que cuaje de un lado y le damos la vuelta con un plato para cuajar por el otro lado.




Como dice El Comidista, el punto de la tortilla se puede ajustar a cualquier paladar y a distintos grados de fobia al "huevo baboso". La tradición en Euskadi manda que la tortilla de bacalao esté poco hecha, pero si no nos gusta de esta forma la podemos cocinar a temperatura más baja y dejar que esté más tiempo al fuego por cada lado.

A mí personalmente no me gusta muy "babosa".






5 comentarios:

  1. Ay!!! La boquita hecha agua, que cosa mas rica es esta tortilla. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las sidrerias precisamente por la tortilla de bacalao.

    ResponderEliminar
  3. todo un clasico y que lo mejor de todo es que es facil de hacer, una cena perfecta pero yo prefiero la tortilla que tenga el huevo cuajado jejejje nada babosa, de cualquier forma la tuya es perfecta, buena eleccion, bss

    ResponderEliminar
  4. Con lo que me gusta el bacalao y las tortillas y mira por donde hasta ahora no se me había pasado por la cabeza esta combinación, no dude que probamos la receta, me encanta la idea.

    ResponderEliminar
  5. Jamás he probado esta tortilla, imperdonable! Con esa pinta hay que hacerla ya!

    ResponderEliminar

Comentarios